Quiénes somos

 

La plaza surge en el área del antiguo Foro Romano, donde se desarrollaban las actividades comerciales y administrativas de la ciudad. En torno al año 1070, se inició la construcción de la hermosa iglesia de San Michele, a quien la plaza debe su nombre. La estatua del arcángel Miguel, representando el momento de vencer al dragón, que remata la fachada de la iglesia, se ha convertido en la imagen simbólica de la ciudad.

Todavía hoy, la plaza es uno de los lugares más animados de Lucca, con bonitas cafeterías con mesas al aire libre, tiendas elegantes y rastros característicos organizados en distintas ocasiones del año.

Los apartamentos Bellavista, Coro, Melo, Grano están situados en un elegante edificio que surge delante del ábside de la iglesia de San Michele. El inmueble ha sido rehabilitado con pericia inigualable, dedicando su uso a apartamentos de alto nivel, con preciadas terminaciones, para las que se utilizaron materiales de primera calidad; dispone también de amplias escaleras y un cómodo ascensor.